fbpx
Gran Canaria
Calle Francisco Gourié 77, planta 3 - 35002 Las Palmas de Gran Canaria
Contacto
928 364 816
646 304 167
[email protected]

Contabilidad y fiscalidad en las subvenciones

El mundo de las ayudas/subvenciones va más allá de la simple recepción de la ayuda/subvención. Debemos entender que estas provienen de fondos públicos donde la visibilidad y transparencia de los mismos forma parte importante del procedimiento. Es aquí donde la contabilidad tiene un papel importante que jugar. 

Si indagamos en la ley 38  2003 de 17 noviembre más conocida como “ley general de subvenciones” observaremos que los beneficiarios deben cumplir con ciertas obligaciones contables. Estableciendo lo siguiente, “…las de índole contable y registral, las cuales se emplean con el objetivo de garantizar una adecuada realización de las actuaciones de comprobación y control financiero.”

Una vez sabido esto, parece evidente interpretar que la contabilidad tiene un papel importante dentro de las subvenciones lo cual nos lleva a la siguiente duda.

¿Todas las subvenciones se contabilizan igual?

La contabilización de las subvenciones dependerá del carácter que este haya tenido, diferenciándose a grandes rasgos dos tipos:

Subvenciones a la explotación: Son aquellas cuyo fin es asegurar a los beneficiarios de estas una rentabilidad mínima o que traten de compensar posibles pérdidas o déficits sufridos en la explotación. Entre estas encontramos algunas como Promoción del Empleo Autónomo, subvención del Mantenimiento del Empleo…

Subvenciones de capital: Se definen como aquellas subvenciones que tienen como fin último la adquisición de activos fijos para la empresa. Como, por ejemplo,  equipos informáticos, maquinaria para la producción, elementos de transporte… Entre este tipo de subvenciones a modo de ejemplo destacamos la subvención de PYMEs, MOVEs, EATIC, Incentivos Regionales….

Contabilidad llevado a la práctica

Una vez identificado los dos grandes grupos de subvenciones viene su contabilización. En esta debemos crear subgrupos de cuentas en las cuales se incluya la subvención a la que hacen referencia. 

Dividimos los siguientes dos grupos ejemplificando su contabilización para que de esta forma sea un poco más aclaratorio.

Subvenciones de explotación

Cuando se nos identifique en la resolución como beneficiarios de la subvención:

(4708) HP, deudora por subvenciones concedidas

Ingresos de subvenciones (740) 

En el momento en el que se realice el cobro de la subvención:

(572) Banco 

HP, deudora por subvenciones concedidas (4708)

 

Subvenciones de capital

Cuando se nos identifique en la resolución como beneficiarios de la subvención:

(4708) HP, deudora por subvenciones concedidasSubvenciones oficiales de capital (130)

En el momento de la compra del bien, por ejemplo maquinaria:

(21301) Maquinaria, subvención de PYMEs Proveedores de inmovilizado material (523)

Al realizar el pago al proveedor:

(523) Proveedores de inmovilizado materialBanco (572)

En el momento en el que se realice el cobro de la subvención:

(572) BancoHP, deudora por subvenciones concedidas (4708)

En este apartado debemos aclarar que la amortización/imputación de la subvención se realizará a la misma velocidad que lo haga el bien.

Tratando de ejemplificar esta problemática incorporamos el siguiente caso práctico:

Datos

Valor del bien adquirido: 2.000

Fecha de adquisición: 30/06/2022

Subvención del 50% del coste del bien

Amortización del bien del ejemplo 10% anual

Resolución

Amortización del bien: 2.000*0.1*(6/12)= 100€ a 31 de diciembre

Subvención imputable al ejercicio 2022= 100*0.5=50€

Amortización del bien:

100(681301) Amortización del inmovilizado material subv PYMEsAmortización acumulada del inmovilizado material (2813) 100

Imputación de la subvención a 31/12/2022

50(130) Subvenciones oficiales de capitalSubvenciones transferidas a resultados del ejercicio (746)50

Tras esta aplicación de la contabilidad en la práctica, queremos recordar que la tenencia de contabilidad de los elementos imputados a la subvención es obligatoria y que no disponer de esta, supone una infracción conforme a como se define en el artículo 56 de la “Ley General de subvenciones”.

Conclusión

La contabilidad en las subvenciones es obligatoria para toda entidad recogida bajo los términos exigidos por la legislación mercantil, esto se muestra como una medida de transparencia y cumplimiento con la justificación de la subvención. 

En la práctica, a grandes rasgos, dependerá del tipo de subvención, en función de si es de capital o una función a la explotación. Deberemos dejar constancia, realizando un mayor desglose en la cuenta de los activos, de su imputación a subvenciones. De esta forma se facilita su revisión, auditoría y seguimiento a lo largo del tiempo.

Este documento es puramente informativo.

Pablo Ramírez
¿Necesitas ayuda?